DESEQUILIBRIOS Miguel Watio 08.02 - 09.04.24

 

Belarmino
60 x 60 cm., acrílico sobre lienzo

 

Desequilibrios es la primera exposición online de Miguel Watio en la Galería Lucía Dueñas. 

Miguel Jiménez Jiménez (Sevilla, 1966) es un artista autodidacta residente en Gijón desde 2004. Desde muy pequeño mostró inquietudes artísticas. Aunque realizó varias exposiciones en centros culturales en Sevilla, allí siempre trabajó como electricista (de ahí le viene lo de Watio) y no fue hasta el año 2011 cuando realizó su primera exposición individual en una galería de arte.

 

Buscando inspiración
40 x 40 cm., acrílico sobre lienzo

 

Tiene una amplia trayectoria expositiva en el norte de España y con un estilo cercano al Pop Art utiliza la ironía para darle a sus obras un toque de crítica social.

Actualmente Miguel Watio ha comenzado una nueva etapa donde sus personajes parecen haber recobrado la vida con su pop original dentro de sus paisajes de abstracción geométrica.

 

Rosaleen
40 x 40 cm., acrílico sobre lienzo

 

Sinfonía de lunares
60 x 60 cm., acrílico sobre lienzo

 

En mi nueva exposición, "Desequilibrios", presento una serie de pinturas que exploran el tema del desequilibrio. Las figuras geométricas que aparecen en mis obras están ligeramente giradas, creando una sensación de inestabilidad. Los colores vivos y vibrantes que utilizo intensifican esta sensación, creando un mundo de energía y movimiento.

El desequilibrio es un tema que me interesa desde hace mucho tiempo. Creo que es una parte inevitable de la vida, tanto en el mundo físico como en el mundo interior. El mundo físico está en constante cambio, y esto puede generar una sensación de incertidumbre y ansiedad. El mundo interior también está en constante cambio, y esto puede provocar sentimientos de inseguridad y miedo.

  

La mirada indiscreta
50 x 50 cm., acrílico sobre lienzo

 

En mis pinturas, el desequilibrio representa la incertidumbre y el cambio del mundo actual. También representa la condición humana, que se encuentra constantemente en un estado de evolución. La soledad, que también aparece en mis obras, es una consecuencia del desequilibrio. Cuando nos sentimos perdidos o desorientados, podemos aislarnos de los demás. 

Miguel Watio

 

Un rayo de esperanza
50 x 50 cm., acrílico sobre lienzo

 

 

Recuerdos de un extraño futuro
80 x 80 cm., acrílico sobre lienzo

 

 

Ciega admiración
100 x 100 cm., acrílico sobre lienzo

 

 

 

1 de 11