ABRIR EL ALMA María Sánchez 03.11 - 09.12.22

                                           
                    
                                                                 
Entre dos mundos
70 x 98 x 0,4 cm., lino, metacrilato y madera
 

ABRIR EL ALMA

En ocasiones, el trascurso de la vida nos lleva a encerrar el alma en rincones oscuros y una simple hoja caída puede convertirse en la llave para encontrarla.

Conectados y Paisajes Inventados surgen de esa hoja encontrada, del amor, el cariño y la amistad que me rodearon en un momento crucial en mi vida, proporcionándome unas ansias renovadas por crear, transmitiendo todo lo que un alma reconstruida pueda expresar. Se han convertido en un lenguaje nuevo con el que hablar de la vida. A través de elementos naturales sacados de contexto o composiciones escultóricas conceptuales, describo lugares, acciones, sentimientos y conceptos que llenan nuestras vidas.

A través de estos nuevos elementos en mi proceso creativo seguiré buscando lo que siempre he pretendido: volcar el alma en cada obra para trasmitir emociones al espectador que la contempla y sin el cual, no estaría terminada.

 

Un mundo de esperanza
100 x 108 x 0,4 cm., lino, metacrilato y madera

 

Conectados

Si he de hablar de nuestra vida en estos tiempos, quizás me quedaría con dos conceptos: la socialización y la comunicación. Estos constituyen una necesidad básica del ser humano y se han puesto de manifiesto de forma palpable estos años ya que en momentos de presión el poder de adaptación, el ingenio y la creatividad resurgen más fuertes.

Nos hemos sentido conectados o desconectados en un mundo global paralizado, donde las posibilidades de comunicación y socialización han estado sujetas no sólo a medios técnicos o económicos, sino a familiares, residenciales, mentales o sentimentales. En definitiva, reinventamos el mundo circunscrito en nuestro hogar, hicimos nuevas conexiones y reforzamos o perdimos las habituales.

Y en todo este proceso si ha habido un elemento nuevo de comunicación en el mundo, ese ha sido sin duda el balcón, entendido como ventana, balcón o azotea. Música, aplausos, carteles, flores o bailes, solos o en grupo, estudiados o improvisados, han sido una plataforma nueva de expresión y comunicación. Este es mi homenaje a todos esos balcones que se abrieron a un mundo congestionado para ser vía de luz y expresión en el lenguaje universal de la vida.

 

Amor
43 x 30 x 15 cm., madera y acero

 

Esta serie de esculturas reflejan mundos conectados a través de los balcones mediante pequeñas casitas de madera y alambres de acero. Con estos elementos como base, intento expresar las sensaciones o estados de ánimo que he recibido a través de mensajes desde los primeros días de confinamiento. Por otro lado, los materiales elegidos van más allá, al ser los restos de madera y acero de las tallas y esculturas de bronce que he realizado en mis años de profesión. Valga como homenaje también a la capacidad de reinvención que, al igual que muchos profesionales, hemos necesitado algunos artistas al no poder acceder a nuestros talleres o a los materiales y herramientas de trabajo.

 

 

Rota
43 x 30 x 15 cm., madera y acero

 

Paisajes Inventados

Paisajes inventados es un proyecto de expresión artística que mediante el bordado a mano pretende expresar a través de elementos naturales sacados de contexto. Cada uno de ellos, hojas, flores o semillas, han sido recogidos del suelo, no son perfectos, tienen las marcas de su propia historia.

 

Horizontes
110 x 98 x 0,4 cm., lino, metacrilato y madera
 

Juego con la idea de que lo pequeño, lo que compone un todo, es tan importante o más que aquello a lo que pertenece o de lo que forma parte. Cada uno de estos elementos hacen que su existencia sea posible. Para mí, esta idea representa la metáfora con la que hablar de la vida, como la sociedad, el mundo en el que vivimos y el ser humano están unidos más allá de la mera coexistencia. Cada ser es un pequeño detalle de la vida global, y cada detalle sea bello o no, parece pasar desapercibido lejos del conjunto al que pertenece y del que forma parte esencial. Quiero poner el foco en los detalles, en los matices que hacen más real el espacio que nos rodea, que llenan de valor una acción, que definen a una persona.

 

 

Junto a mí
65 x 73 x 0,4 cm., lino, metacrilato y madera
 
 
Paisajes inventados recoge pequeños elementos naturales y les da la relevancia del todo para construir árboles, horizontes, terrenos, lluvias, estrellas o mundos enteros, para expresar que todos formamos parte de ese todo llamado universo y que este no sería tal sin cada elemento que lo conforma.

 

María Sánchez Agustino

1 de 2